Sea cual sea el proceso que estás encarando, hay un punto de partida que es común. Cuánto más concreto ves algo, más claro es dar el próximo paso.

Materializar es una regla básica de la planificación. Volver real lo que por ahora es una idea.

¿Es tan escalable a la búsqueda de trabajo? Puede serlo. Si además de pensar donde quiero trabajar y que puesto tener, le sumo un proyecto concreto, voy a averiguar contactos pertinentes, si cumplo con los requisitos necesarios, si tengo que hacer capacitaciones y hasta empezar una parte antes de concretar la entrevista.

En un ejemplo concreto.

Si estás estudiando Trabajo Social y te gustaría trabajar en UNICEF, como consultor en políticas públicas internacional y tu proyecto es crear una cooperativa con las familias de países en situaciones de emergencia por desastres naturales.

Te das cuenta que te falta mejorar el inglés y es un requisito indispensable. O que te exigen tu carrera de grado. Entonces se te ocurre acercarte primero como voluntario para que ya te vayan conociendo y mientras averiguas personas cercanas a la organización o instituciones relacionadas que ya tengan programas como el tuyo.


Así la próxima vez que estés hablando de tu búsqueda, vas a poder decir que querés, en vez de “te paso mi CV por si sabes de cualquier cosa”.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s