Chateas en el grupo de amigos, los planes para el fin de semana, mientras escuchás música y vas revisando redes desde tu celular, todo mientras no dejás de buscar en MercadoLibre las ofertas para esos auriculares que no funcionan de una oreja.

¿Sirve el multitasking? ¿O por el contrario es una forma de generar más caos a nuestro alrededor?

Los expertos cada vez están más a favor de la monotarea en lugar de querer resolver gran cantidad de temas en simultáneo. Esto es particularmente notorio cuando hablamos de trabajo.

Para quienes su principal trabajo es en relación de dependencia, el multitasking parece más una interferencia que una herramienta eficiente. Las notificaciones del celular, los emails, los chats laborales y cualquier otra distracción nos aleja de terminar lo que necesitamos hacer.

La ilusión de ganar tiempo en realidad termina por varios proyectos inconclusos o realizados con fallas. Es verdad que existen algunos momentos de una jornada laboral donde estamos obligados a esperar y podemos recurrir a resolver nuestros pendientes.

Para esos casos también conviene focalizar y ordenar de acuerdo a prioridades, fechas, en vez de caer en la tentación de multitaskear como un pulpo. Sin entrar en los problemas de equivocar ventanas de chats con conversaciones o fotos que eran para otros destinatarios, hacer compras por error o hasta mandar emails apurados que recibe cualquier persona.

Todos podemos aprovechar las grandes ventajas las compras online, sacar turnos por internet o contactarnos con cualquier persona que necesitemos sólo enviando un audio por celular. Lo importante es darle el tiempo a cada cuestión sin desesperarse.

Paolo Cardini, Multitasking en Ted Talk: 

tumblr_m6fbccdbVx1rns60l

VER AQUÍ

Yendo a la búsqueda de trabajo en sí. Creo que deberíamos seguir el mismo procedimiento. Definir prioridades y ponerle foco a lo más relevante de cada etapa del proceso: revisar búsquedas, editar el currículum, actualizar LinkedIn y revisar otros sitios de empleo, además de todas las postulaciones.

Es conveniente tener las tareas pendientes, el orden de las búsquedas, resultados, hacer seguimiento y dedicar un rato a pensar nuevas ideas para encarar la búsqueda. ¿Qué oportunidades no investigué hasta ahora? ¿Cómo aprovecho las instancias de networking para mi favor? Ejemplo: enviar un correo a un profesor con interrogantes sobre un tema afín y luego iniciar una conversación sobre el mercado laboral y tu búsqueda actual.
Otro ejemplo. En congresos, capacitaciones, etc. , iniciar charlas informales reales con personas de nuestro interés, sabiendo con tiempo información sobre los asistentes podemos lograr que la conversación sea natural y no una imposición o demanda de ayuda.

El esfuerzo siempre va a estar mejor orientado si sabemos concentrarnos en la tarea importante en vez de las otras 10 secundarias.

 

Más sobre charlas Ted sobre trabajo acá:

work_happier_1200x627

https://www.ted.com/playlists/137/shawn_achor_work_happier

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s